Viernes Santo

Jesús pasó toda la noche rezando para tener la fuerza de vivir el dolor del abandono de sus amigos, la impotencia de una sentencia injusta, los azotes en su espalda y por último los clavos de la cruz. ¿He aprendido algo de los momentos difíciles de mi vida? ¿Qué hacemos nosotros frente al sufrimiento de los demás? Este es un día en que todos ayunamos como un gesto de respeto ante el sufrimiento de Jesús.

Él vino a la tierra para salvarnos y mostrarnos cómo amar a los demás y con su muerte nos abre las puertas del paraíso. Este camino es la conversión del corazón, y su máxima expresión es el perdón. Es por eso que nos deja el sacramento de la reconciliación, porque sabe que no es fácil perdonar y perdonarse. Ahí recibimos su gracia y volvemos a empezar.

Se estima que a las 15:00hrs. es el momento en que muere Jesús. Podrían reunirse en familia para realizar el Vía Crucis y al finalizar dar un beso a la cruz como manera de agradecer a Jesús haber muerto por nosotros.

Para terminar este día se puede hacer el rito del perdón en familia para pedir perdón y perdonarnos a nosotros mismos.

Para terminar este día se puede hacer el rito del perdón en familia para pedir perdón y perdonarnos a nosotros mismos.

Descargue aquí el siguiente material:

viernes santo